Claves para entender el proceso de paz entre el ELN y el gobierno colombiano

  • ¿En qué etapa del proceso de paz está el ELN con el gobierno de Colombia?

    El 4 de septiembre de 2017 el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el gobierno colombiano llegaron a una tregua de tres meses por un periodo que va desde el 1 de octubre del 2017 al 12 de enero del 2018. En este tiempo, el objetivo es solucionar temas de mutuo interés, especialmente el cese al fuego. Con este primer acuerdo de paz firmado después de 55 años de conflicto el ELN se compromete durante estos meses a que no existan secuestros, a otorgar parte de su personal a retirar minas colocadas por ellos, al no reclutamiento de combatientes menores de edad, y a detener los ataques a la infraestructura nacional (especialmente los oleoductos). El eje principal de estas negociaciones es suspender las acciones violentas para no perjudicar a los civiles que se encuentran dentro del conflicto como principales afectados. Luego de los tres meses seguirán las negociaciones hasta llegar a la paz definitiva.

  • ¿Qué es el ELN y cuáles son sus ideales?

    El Ejército de Liberación Nacional (ELN) es la segunda guerrilla más grande de Colombia después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Nació en 1965 con un grupo de estudiantes con ideales marxistas inspirados en la Revolución Cubana cuyo objetivo principal era tomar el poder político de Colombia por medio de las armas. Los primeros años la organización se financiaba con donaciones de simpatizantes de la zona del Catatumbo —en el departamento norte de Santander, tiempo después empezaron a extorsionar a grandes empresarios, ganaderos locales, y a secuestrar y reclutar a menores de edad para así obtener ingresos.

    La expansión del grupo se produjo en la década de los setenta por dos zonas: el lado rural fue en el departamento Santander, el Sur de Bolívar y Nordeste antioqueño; y el  urbano —por las relaciones con la Unión Sindical Obrera y los movimientos universitarios— se ubicó en ciudades como Medellín, Bucaramanga y Cali.

    El ELN llegó a combinar sus ideas revolucionarias con las de la Teología de la Liberación. Su presencia a nivel político se dio con el manifiesto de Simacota donde se exigía la reforma estatal y apertura política para el Ejército.

  • Los líderes del Ejército de Liberación Nacional colombiano

    El ELN tiene como fundadores a cinco estudiantes colombianos becados en La Habana, Cuba quienes crearon la Brigada José Antonio Galán durante una época llamada “La Violencia” en la que Colombia estaba saliendo de un enfrentamiento armado. Al año de fundada la brigada, se unieron sacerdotes como Camilo Torres (1929-1966) y Manuel Pérez (1943-1998). El primero fue un religioso colombiano que impulsó la corriente denominada Teología de la Liberación, cuya idea principal es conseguir la salvación cristiana con la liberación económica, política y social de los pobres. Se unieron grupos universitarios y miembros del Partido Liberal colombiano inspirados en la figura de Ernesto ‘Che’ Guevara y en la revolución cubana, cambiando el giro de una simple brigada a un grupo terrorista que claramente tenía sus propios objetivos. Cuando Camilo Torres murió, su sucesor  fue el sacerdote español Manuel Pérez —llamado comandante “Poliarco”— quien siguió el camino trazado por su antecesor.

    Actualmente, Nicolás Rodríguez Bautista —alias Gabino— es el comandante del Ejército de Liberación Nacional y miembro de su comando central (COCE). Es un campesino que fue reclutado a los 14 años y luego de la muerte del cura Pérez, asumió el liderazgo en 1998. Rodríguez Bautista mantiene fuertes vínculos con Cuba, país que ha sido pilar fundamental para el ejército desde los años sesenta.

    El jefe militar del ELN es Gustavo Aníbal Giraldo, alias Pablito. Es de origen campesino y comanda uno de los 11 frentes del lado Oriental denominado Frente Domingo Laín, considerado el más sanguinario de esa guerrilla. Este frente creció en hombres, armas e influencia cuando estaba bajo el mando de Pablito. A finales de la primera década de 2000 hubo un enfrentamiento comandado por él que dejó aproximadamente 800 muertos.  Es representante en las conversaciones actuales con el Gobierno.

    El segundo al mando y responsable de la estrategia militar del grupo es Eliécer Erlinto Chamorro Acosta —alias Antonio García. Fue el responsable de la masacre de Machuca ocurrida el 18 de octubre de 1998 y del secuestro del vuelo 9463 de Avianca en 1999. Desde los 20 años se unió a este grupo y es considerado uno de los miembros más radicales por haber sido el encargado de aumentar la capacidad militar del Ejército.

    Uno de los integrantes de la delegación para las negociaciones de paz es Israel Ramírez Pineda —alias Pablo Beltrán. Estudió Ingeniería de Petróleos, inicialmente fue guerrillero urbano para luego combatir en el área rural. Se unió al ELN en los años 70 y actualmente forma parte del comando central del Ejército.

  • ¿Cuáles son las diferencias entre las FARC y el ELN?

    De origen campesino, las FARC es una guerrilla armada vinculada a la violencia política por el asesinato del dirigente político colombiano Jorge Eliécer Gaitán Ayala en 1948. Su objetivo principal y de lucha armada era instalar un Estado comunista, mientras que el ELN se define esencialmente como un grupo político armado compuesto por intelectuales formados en Cuba. A pesar de que ambos grupos guerrilleros afirman ser marxistas-leninistas admiradores de la Revolución Cubana,  el ELN marca la diferencia al reconocer a la Teología de la Liberación como base de la religión cristiana —que busca la liberación de los pobres de la explotación capitalista. Según Carlos Medina Gallego, catedrático e investigador de la Universidad Nacional de Colombia, las FARC se enmarcan en la “toma estratégica del poder” mientras que el ELN defiende su proyecto político.

    En cuanto a la capacidad operativa, las FARC hasta el 2016 contaba con 5765 integrantes, mientras el ELN no llegaba a los 1500. El financiamiento ha marcado la diferencia entre las FARC y el ELN: los primeros, según InSight Crime, se financian más del narcotráfico que le genera cerca de doscientos millones de dólares al año ya que participan en todo el procesamiento de la droga hasta el ámbito transnacional: cobran impuestos a los cocaleros, a los laboratorios, a los compradores, tienen alianzas estratégicas a nivel nacional e internacional para mover la droga, y también fijan tarifa al tránsito de la droga y a la salida de los vuelos. En cambio, al ELN lo sustentan la extorsión, los secuestros, la minería ilegal y el petróleo, y generan un ingreso aproximado de veinte millones de dólares.

  • La relación entre el gobierno colombiano y las guerrillas como el ELN

    En los últimos 25 años, Colombia ha tratado de aplicar políticas de seguridad y de paz para lograr un mejor futuro para su pueblo. En la actualidad, el gobierno colombiano está concretando sus esfuerzos para alcanzar la paz con las FARC y el ELN que son las dos fuerzas guerrilleras más importantes. Los máximos líderes Timochenko y Gabino quieren involucrar a toda la insurgencia en estas conversaciones para asegurar que todos los actores del conflicto estén involucrados. Entre acuerdos y desacuerdos la consecución de un estado de paz en Colombia se ha venido desarrollando con altibajos. Según el analista político Víctor de Currea esta negociación tiene resultados positivos ya avanza a conseguir una paz completa con la participación activa de la sociedad.

  • Claves para entender el proceso de paz entre el ELN y el gobierno colombiano