La madrugada del viernes 2 de junio de 2017 se realizaron doce allanamientos en Quito, Guayaquil y Latacunga como parte de las investigaciones del caso Odebrecht.

El 21 de diciembre del 2016, la Justicia de Estados Unidos hizo pública una investigación sobre supuestos sobornos que la compañía constructora brasileña Odebrecht habría entregado a funcionarios públicos de varios países  latinoamericanos para obtener contratos de obras de infraestructura. En el caso del Ecuador, se reveló en plena campaña presidencial que la constructora habría pagado coimas por un total de treinta y tres millones y medio de dólares entre el 2007 y 2016, período que coincide con el gobierno del expresidente Rafael Correa.

Durante los allanamientos —uno de ellos realizado al domicilio del Contralor General de la Nación, Carlos Pólit— se detuvieron a cinco personas, se incautaron cerca de 200 mil dólares y un cheque de más de 900 mil dólares de la empresa brasileña Odebrecht.

Entre los imputados están Ricardo Rivera, Gustavo Massuh, Kepler Byron Verduga, José Antonio Catagua Delgado, Carlos Villamarín y José Rubén Terán Naranjo. Todos, excepto Rivera, permanecerán en el Centro de Detención Provisional de Varones, como medida preventiva. Rivera, por ser mayor de 65 años guardará prisión domiciliaria. El ex alcalde de Latacunga José Rubén Terán Vásconez fue detenido pero posteriormente se lo liberó, pues no se presentaron cargos en su contra.

La Fiscalía los acusa de asociación ilícita. Según la Fiscal, Diana Salazar, los imputados fueron parte de una organización criminal con roles distintos. Dijo que los allanamientos ocurridos el 2 de junio arrojaron documentación que pone en evidencia los  “nexos criminales de los ciudadanos detenidos con Odebrecht.

PUBLICIDAD

Pocas horas después de los allanamientos, Lenín Moreno tuiteó: “Estamos prestando todo nuestro respaldo a la Función Judicial en la lucha contra la corrupción. No vamos a permitir que ningún acto de corrupción quede impune, venga de donde venga. Todos los involucrados en el caso Odebrecht deben responder a la justicia”.