Todo para entender la crisis carcelaria en el Ecuador

  • Los incidentes en la penitenciaria del Litoral

    • incidente Penitenciaria del Litoral

      El 30 de mayo hubo seis muertos en la Penitenciaria del Litoral. Uno de los fallecidos era hermano de alias Gorras, un conocido sicario del sur de Guayaquil. Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Policía Nacional.

    El 30 de mayo de 2019 una revuelta en la Penitenciaría del Litoral dejó seis muertos. De ellos cinco fueron identificados, el otro fue incinerado y no ha sido reconocido. Según el entonces director de la Penitenciaría, Alfredo Muñoz, fue una confrontación entre bandas. Los 6 fallecidos estaban en distintos pabellones, tres de ellos de mínima peligrosidad. Uno de los fallecidos era hermano de alias Gorras, un conocido sicario del sur de Guayaquil. También fueron atacados guías de la Penitenciaría. Cuatro personas fueron detenidos.

    El comandante de la zona 5, el general Ramiro Ortega, afirmó que la Policía tomó el control de la Penitenciaría, que 500 policías estaban en el lugar y que se encontró un arma de fuego y armas blancas. En los exteriores del lugar los familiares de los presos lanzaron piedras a los oficiales después de que se reportara el enfrentamiento y empezaran a circular fotografías de las víctimas. Una barrera de al menos 40 policías y militares protegían el ingreso a la Penitenciaría del Litoral.

    Muñoz dijo que el incidente debía a venganzas internas y no estaba relacionado con otros incidentes de la Penitenciaría.

  • Otros incidentes en centros penitenciarios del país

    • incidentes en cárceles en Ecuador

      Entre enero y mayo de este año se han perpetrado 15 crímenes en los centros penitenciarios del país. Fotografía tomada de la página del Ministerio del Interior.

    Lo sucedido en mayo de 2019 no son incidentes aislados. Entre enero y mayo de este año se han perpetrado 15 crímenes en los centros penitenciarios del país, por lo que la Policía reestructuró el control en cuatro cárceles. La Policía designó a ocho coroneles en los centros de rehabilitación de Cotopaxi, Turi (Azuay), El Rodeo (Manabí) y la Penitenciaría (Guayas).

    En 2018, en la cárcel de El Turi en Azuay,  los internos se amotinaron. No hubo fallecidos. El incidente fue causado, según Lizardo Martínez exministro de Justicia, una pugna de poderes en el pabellón de máxima seguridad. En la cárcel de Latacunga en lo que va del 2019 murió una persona detenida por un ajuste de cuentas. Otra persona se suicidó en el Centro de Detención Provisional de El Inca en Quito.

    Mientras que en la Penitenciaría del Litoral, en enero de 2019, una persona falleció. En otro incidente 26 personas, 21 policías y 5 civiles fueron detenidas por ingresar  armas en una ambulancia. El 26 de abril algunos internos intentaron destruir estructuras y saquear el pabellón de mediana seguridad, días antes se registraron dos personas fallecidas  y siete heridos en medio de una balacera.  Y tres presos se fugaron tres días antes del incidente del 30 de mayo.

  • Una fuga de la Penitenciaria del Litoral

    • presos fugados

      Los presos fugados dejaron amenazas de muerte al Director con los guías sometidos.Fotografía tomada de la página de la página del Ministerio del Interior.

    Tres presos se fugaron de la Penitenciaría del Litoral, en la madrugada del 27 de mayo de 2019. Los prófugos sometieron con un arma a 4 guías penitenciarios, colocaron una escalera sobre uno de los muros y huyeron. Según Alfredo Muñoz, entonces director de la Penitenciaría del Litoral, la fuga se produjo cuando se dio alarma de un supuesto herido. El guía que estaba a cargo abrió la puerta del pabellón para asistirlo y fue retenido por los internos armados.

    Muñoz dijl que el número de guías era deficiente respecto a la cantidad de detenidos, que superan los 10 mil,  y que se espera que se sumen 500 guías.

    Antes de irse, los fugados dejaron amenazas de muerte al Director con los guías sometidos.

  • Las medidas que se han tomado frente a la crisis carcelaria

    • estado de excepción cárceles Ecuador

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Secretaría de Comunicación.

    Ante los casos de violencia en las cárceles, el el 16 de mayo de 2019, el presidente Lenín Moreno declaró el estado de excepción del Sistema de Rehabilitación Social del país. Según el Decreto Ejecutivo 741, el objetivo de la medida es “atender las necesidades emergentes de dicho sistema a fin de precautelar los derechos de las personas privadas de la libertad como grupo de atención prioritaria.”. La medida también dispuso la movilización de las Fuerzas Armadas y la Policía para mantener el orden y prevenir incidentes violentos dentro de los centros a nivel nacional. El estado de excepción durará 60 días desde su emisión.

    El estado de excepción y sus medidas se aplicarán en todos los centros de privación de libertad a nivel nacional, sin ninguna exclusión. Dentro del estado de excepción también está prevista la contratación de chalecos antiagresiones, de gas pimienta, de pistolas eléctricas, entre otros.

    Un estado de excepción es un recurso que puede ser utilizado por el Presidente de la República cuando exista una situación de desorden o de conflictos que perturban el orden interno del país. Cuando se decreta un estado de excepción, automáticamente los derechos fundamentales de los ciudadanos residentes de la zona en que se dicta quedan suspendidos de manera parcial o total.

    El 28 de mayo, el gobierno expidió el Decreto Ejecutivo 754, que aclara las funciones de las autoridades durante el  estado de excepción. Las Fuerzas Armadas realizarán el control de armas en el primer filtro de ingreso y la Policía reforzará el control interno y perimetral.

    Luego del incidente del 30 de mayo de 2019 se suspendieron las visitas y los trámites judiciales en la Penitenciaría del Litoral. Los controles del Ministerio del Interior se extendieron a otras tres cárceles. Además, se reubicó a 90 presos y se reemplazó a las autoridades.

  • Otras medidas para reducir la violencia en las cárceles

    • medidas para reducir la violencia carcelaria

      Byron Vallejo, director de Contingencias Penitenciarias, y José Vargas, subsecretario de Policía, indicaron que se reorganizó el control de los centros carcelarios para reducir la violencia. Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Policía Nacional

    Después del decreto de Estado de Excepción, el 1ero de junio, Byron Vallejo, director de Contingencias Penitenciarias, y José Vargas, subsecretario de Policía, informaron sobre las medidas tomadas para reducir las situaciones de violencia y criminalidad en las cárceles del país. Entre estas medidas se encuentra la reubicación de presos. La medida fue aplicada en cárceles de Cuenca, Latacunga, Guayaquil y Portoviejo.  Ellos indicaron que se reorganizó el control de los centros carcelarios. Se ha identificado, separado y reubicado por conducta a 90 internos. También se destinaron 2.600 policías para pacificar la situación en las cárceles de las ciudades mencionadas.

  • Cambio de autoridades encargadas de los servicios carcelarios del Ecuador

    • nuevas autoridades sistema carcelario

      Alfredo Muñoz, director de la Penitenciaría del Litoral, fue reemplazado por Héctor Reyna Vivar. Fotografía tomada de la cuenta de Facebook de la Policía Nacional.

    En un comunicado oficial, la noche del 30 de mayo de 2019, el gobierno removió al director de la Penitenciaría del Litoral, Alfredo Muñoz. Su reemplazo es Héctor Reyna Vivar, quien ya desempeñó ese cargo entre 2011 y 2014.

    Además, Lenín Moreno emitió el lunes 3 de junio del 2017 el Decreto Ejecutivo 781 en el que designó a Edmundo Moncayo Juaneda como nuevo Director General  del Servicio de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores. El antiguo director, Ernesto Pazmiño, renunció por razones familiares tres semanas después de la declaración del estado de excepción. Moncayo trabajó en la Policía durante 33 años. Durante su carrera profesional recibió 12 felicitaciones públicas por actos relevantes, cuatro diplomas por eficiencia policial y nueve condecoraciones al mérito profesional.

  • ¿Por qué hay tanta gente en las cárceles del Ecuador?

    • centros de rehabilitación social en Ecuador

      En el país existen 55 cárceles, 29 son Centros de Rehabilitación Social y 26 Centros de Detención Provisional. Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Policía Nacional.

    En Ecuador, hasta enero de 2019 se contabilizaban más de 38 mil presos. 24 mil tienen sentencia. Los demás esperan resolver su caso. 800 tienen boleta de apremio y 600 se encuentran privadas de libertad por alguna contravención menor.  En el país existen 55 cárceles, 29 son Centros de Rehabilitación Social y 26 Centros de Detención Provisional. En total tienen capacidad para 27 mil personas, es decir faltan más de 10 mil plazas para que los internos no estén hacinados.

    En 2018, la ex Ministra Rosana Alvarado dijo que Ecuador tenía antes del 2007 un hacinamiento de casi 120%, después de la construcción de los centros regionales de  Guayaquil, Latacunga y Turi en Cuenca el hacinamiento bajó a cero por un par de meses, pero duró poco. La reforma al Código Integral Penal de 2013 disparó los casos en que se utilizó la prisión preventiva en el Ecuador, aumentando el número de reclusos.

    La sobrepoblación en las cárceles fue reconocida por el exdirector de Rehabilitación Social, Ernesto Pazmiño. En abril de 2019 dijo que en algunas cárceles del país hay hacinamiento.Puso como ejemplos a las Latacunga y Jipijapa. Para Pazmiño, la sobrepoblación en las cárceles del Ecuador es por un “uso abusivo de la prisión preventiva”.

  • El uso de la prisión preventiva en el país

    • prisión preventiva Ecuador

      El COIP dice que la prisión preventiva se debe aplicar cuando haya indicios de que “las medidas cautelares no privativas de la libertad son insuficientes”. Fotografía tomada de la página de la Fiscalía.

    El artículo 534 del COIP  establece la finalidad y requisitos para la prisión preventiva. La prisión preventiva es una de las seis medidas cautelares “para asegurar la presencia de la persona procesada” en el juicio. Las otras cinco son la prohibición de ausentarse del país. la obligación de presentarse periódicamente ante el juez, el arresto domiciliario, el uso de un dispositivo de vigilancia electrónica (comúnmente conocido como grillete), y la detención.

    El COIP dice que la prisión preventiva se debe aplicar cuando haya indicios de que “las medidas cautelares no privativas de la libertad son insuficientes” para asegurar la presencia del procesado en el juicio. Esto quiere decir que su aplicación debería hacerse como una medida excepcional, pero en el Ecuador es utilizada como estándar general.

  • ¿Qué pasó con alias Cubano en la Penitenciaría del Litoral?

    • alias cubano

      El martes 11 de junio de 2019 hubo otro crimen atroz en la Penitenciaría del Litoral. Fotografía tomada de la página del Ministerio del Interior.

    El martes 11 de junio de 2019 hubo otro crimen atroz en la Penitenciaría del Litoral. Un recluso falleció, un policía resultó herido y miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) fueron secuestrados.

    El fallecido sería uno de los líderes de la banda Los Cubanos, identificado como William Humberto Poveda Salazar, alias Cubano, quien cumplía una sentencia de 25 años por asesinato. Edmundo Moncayo, director del Sistema Penitenciario, explicó que varios reos de la banda Los Choneros habrían ingresado a los pabellones de máxima seguridad TEDA 3 y 4, y habrían degollaron y quemado a Poveda. Además, secuestraron a personal del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), quienes después de un proceso de negociación, fueron liberados.

    La ministra del Interior, María Paula Romo, dijo que un juez había ordenado que Poveda saliera del pabellón de máxima seguridad al de mínima, para precautelar su integridad física. Sin embargo, la medida no fue llevada a cabo.

    A través de los videos de vigilancia se identificó a los siete reos que lideraron el motín. Los incidentes duraron cuatro horas, y después de retomar el control se hizo un operativo donde decomisaron tres armas de fuego, una de las cuales habría sido utilizada para someter a los policías y asesinar a Poveda.

    Según guías y personas ligadas al sistema penitenciario, los Cubanos son una banda que disputa espacios de narcotráfico y sicariato con los Choneros.

    Supuestamente, ambos grupos tendrían nexos con carteles de narcotráfico mexicanos, quienes serían sus financistas. Además, hay otras dos bandas que tienen influencia en las cárceles del Ecuador. Una es comandada por alias Junior y la otra por alias Papelito.

    En las cárceles del país operan otros tres subgrupos. Los Gorras, que presuntamente domina el microtráfico y sicariato en Guayaquil, los Latin King y los Lagartos. Los Gorras estuvieron involucrados en la revuelta en la Penitenciaría del Litoral el 30 de mayo de 2019 que dejó seis muertos.

  • Se reanudan las visitas en los centros penitenciarios de Guayaquil

    • visitas penitenciaria

      Las visitas a las instalaciones de la Penitenciaría del Litoral y de la Cárcel Regional de Guayaquil se reanudaron. Foto tomada de la página de la Fiscalía General del Estado.

    Las visitas a las instalaciones de la Penitenciaría del Litoral y de la Cárcel Regional de Guayaquil se reanudaron el sábado 15 de junio de 2019. Las visitas permanecían suspendidas desde el 30 de mayo, después del motín en el que fallecieron 6 presos.

    Los familiares de los detenidos llegaron desde las cinco de la mañana a los exteriores de la Penitenciaría para poder ingresar tres horas después. Sin embargo, el teniente Armando Arias explicó a El Universo que hubo retrasos por el desorden e impaciencia de los familiares por querer  ingresar.

  • ¿Qué pasó con los involucrados en el asesinato de dos hermanos en la Cárcel Regional?

    • asesinato cárcel regional de Guayaquil

      Cuatro presos fueron detenidos por su presunta participación en el asesinato de dos hermanos dentro de la Penitenciaría. Foto tomada de la página de la Fiscalía General del Estado.

    El 17 de junio de 2019, por la mañana, varios presos usaron piedras para romper los candados de las celdas para ingresar al ala 1 del Pabellón A de mediana seguridad de la Cárcel Regional de Guayaquil. Poco tiempo después del ingreso, se registró una pelea entre varios reclusos de esa área. La Unidad de Contingencia Penitenciaria intentó controlar la riña, pero los presos habían bloqueado el ingreso al pabellón con cucharas en las cerraduras. Durante la pelea fueron asesinados dos reclusos, identificados como Jorge Luis D.Q. y Santiago Daniel D.Q., hermanos que cumplían una condena por un mismo delito.

    Cuatro presos fueron detenidos por su presunta participación en estos hechos violentos. Los internos identificados como Danny Ignacio L. G., Rafael Alejandro S. V., Edison Ramón M. A. y Elías Israel M. A. fueron trasladados hasta la Unidad de Flagrancia del cuartel Modelo para la audiencia de formulación de cargos, que se llevó a cabo en horas de la madrugada del martes 18 de junio. El juez Aquiles Dávila afirmó que “existen los suficientes elementos de convicción” y dictó prisión preventiva contra los cuatro reclusos.

     

  • Incidentes en el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi

    • incidentes cárcel de Latacunga

      Edmundo Moncayo, director del SNAI, confirmó que dos presos fueron asesinados y un policía fue apuñalado en la cárcel de Latacunga. Fotografía tomada de la página del Ministerio del Interior.

    El 22 de julio de 2019 dos presos fueron asesinados en el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi, en Latacunga. Edmundo Moncayo,director general del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), confirmó que presos asesinados con “armas blancas de fabricación interna”. Además, un policía fue apuñalado, pero está estable.

    Moncayo identificó a los dos fallecidos únicamente como Bryan P., de 29 años, e interno del pabellón de mediana seguridad miembro de la banda de los Paredes, y Jonathan R., de 35 años y miembro de la banda de los Suzukis. Bryan P cumplía una condena de 16 años por asesinato. Jonathan R, de 7 años por tentativa de asesinato. Entre la banda de los Paredes, conocida también como Los Cubanos y la de los Suzukis, también conocida como Los Choneros,  se disputan espacios de narcotráfico y sicariato.

    Jonathan R. era considerado un preso de difícil adaptación con alto historial delictivo.

    El director del SNAI aseguró que el amotinamiento se habría originado por las “exigencias que ellos [los presos] siempre tienen de buscar acciones que se encuentran fuera de los reglamentos establecidos en los centros de rehabilitación social”.

    En redes sociales se publicaron fotografías y videos en los que se podía ver a los presos subidos en los techos del centro carcelario. También se suspendieron las visitas y el abogado de Jorge Glas, Eduardo Franco Loor,  exigió a las autoridades por Twitter que “expliquen sobre seguridad física y vida del exvicepresidente”.

    Según Moncayo, los involucrados en estos disturbios serán trasladados a otros centros donde se tomarán lo que llamó “medidas pertinentes”. También dijo que están mejorando la calidad de vida de los presos dentro de los centros de rehabilitación. “La violencia de algunos cuantos no impedirá que el resto de personas que quieren rehabilitarse tengan los sistemas adecuados para que eso suceda”, dijo.

  • Terminó el estado de excepción en las cárceles, ¿qué pasó mientras duró?

    • SNAI

      Foto tomada de la cuenta de Twitter del SNAI.

    Edmundo Moncayo, director del  Servicio de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), anunció que el estado de excepción terminó el 15 de agosto de 2019. No se puede prolongar porque la ley no lo permite. La medida comenzó el 16 de mayo de 2019, con la firma del Decreto Ejecutivo 741 y el 16 de julio se renovó por 30 días más. 

    Durante el estado de excepción se invirtieron “alrededor de 20 millones de dólares en alimentación, en equipos, en el fortalecimiento de esta institución”, dijo Moncayo. En este periodo el cuerpo de agentes de seguridad penitenciaria pasó a formar parte del Código Orgánico de Entidades de Seguridad Ciudadana y Orden Público (Coescop), lo que les permite mejorar sus condiciones laborales. Se capacitó a 1.500 agentes en “Seguridad Penitenciaria en el Contexto de Derechos Humanos”. Además, se presentaron 2.784 postulantes para ocupar los 500 cupos disponibles para nuevos agentes. Un proceso en el que se han invertido 4 millones de dólares. 

    El director del SNAI confirmó que durante tres semanas no “han habido hechos violentos”. Y que durante el estado de excepción el 100% de los presos tuvo acceso a atención médica. Sin embargo, durante los 90 días del estado de excepción fallecieron 14 presos en todo el país en diferentes enfrentamientos entre bandas y amotinamientos. Y hubo más de 40 policías nacionales heridos.

    Los resultados publicados por el SNAI incluyen “la disminución del hacinamiento en un 2% (del 40% al 38%) y de la violencia al interior de los Centros de Privación de la libertad”. Según Orlando Jácome, subdirector Técnico de Rehabilitación Social, esta reducción responde a “la aplicación de cambios de régimen y beneficios penitenciarios estipulados en el COIP para los privados de la libertad que hayan cumplido el 60% de su condena y desarrollado procesos de rehabilitación”. Según Jácome, la reclasificación de los detenidos permitió que sean ubicados en pabellones acordes a su situación, evitando nuevos enfrentamientos. También dijo que para fortalecer la seguridad de los centros de rehabilitación social se invirtieron 2 millones de dólares en tecnología de vigilancia. 

  • Más muertos y fugas después del fin del estado de excepción en las cárceles del Ecuador

    • Un muerto y 3 fugados cárcel del Inca.

      Foto tomada de la cuenta de Twitter del SNAI.

    Un día después de la finalización del estado de excepción hubo un muerto y tres fugados en la cárcel de El Inca en Quito.

    El SNAI informó que en la madrugada del viernes 15 de agosto de 2019 tres presos “evadieron los controles de seguridad” de ese centro de detención provisional. El servicio identificó a los fugados como Carlos C., Jhony Q., y Luis V. y dijo estar trabajando con la Policía Nacional  en un operativo para recapturalos. No explicó las causas por las que se encontraban detenidos, ni tampoco las acciones que tomarán para recapturarlos. 

    Mediante un boletín, el SNAI informó que un preso murió luego de ser herido en una riña en El Inca. “Después de brindarle primeros auxilios fue trasladado al hospital Pablo Arturo Suárez. En la casa de salud se le brindó toda la atención médica, tras ser intervenido quirúrgicamente se confirmó su deceso”, dice el comunicado. Se presume que Carlos N. –quien ingresó al centro el 2 de mayo de 2019 y tenía cuatro detenciones por robo y tenencia de armas– fue herido con un arma cortopunzante artesanal durante una riña en el pabellón La Floresta. Además, el SNAI confirmó que el “personal de DINASED habría identificado a los supuestos responsables del hecho”.