El martes 11 de junio de 2019 hubo otro crimen atroz en la Penitenciaría del Litoral. Un recluso falleció, un policía resultó herido y miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) fueron secuestrados.

El fallecido sería uno de los líderes de la banda Los Cubanos, identificado como William Humberto Poveda Salazar, alias Cubano, quien cumplía una sentencia de 25 años por asesinato. Edmundo Moncayo, director del Sistema Penitenciario, explicó que varios reos de la banda Los Choneros habrían ingresado a los pabellones de máxima seguridad TEDA 3 y 4, y habrían degollaron y quemado a Poveda. Además, secuestraron a personal del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), quienes después de un proceso de negociación, fueron liberados.

La ministra del Interior, María Paula Romo, dijo que un juez había ordenado que Poveda saliera del pabellón de máxima seguridad al de mínima, para precautelar su integridad física. Sin embargo, la medida no fue llevada a cabo.

A través de los videos de vigilancia se identificó a los siete reos que lideraron el motín. Los incidentes duraron cuatro horas, y después de retomar el control se hizo un operativo donde decomisaron tres armas de fuego, una de las cuales habría sido utilizada para someter a los policías y asesinar a Poveda.

Según guías y personas ligadas al sistema penitenciario, los Cubanos son una banda que disputa espacios de narcotráfico y sicariato con los Choneros.

PUBLICIDAD

Supuestamente, ambos grupos tendrían nexos con carteles de narcotráfico mexicanos, quienes serían sus financistas. Además, hay otras dos bandas que tienen influencia en las cárceles del Ecuador. Una es comandada por alias Junior y la otra por alias Papelito.

En las cárceles del país operan otros tres subgrupos. Los Gorras, que presuntamente domina el microtráfico y sicariato en Guayaquil, los Latin King y los Lagartos. Los Gorras estuvieron involucrados en la revuelta en la Penitenciaría del Litoral el 30 de mayo de 2019 que dejó seis muertos.