rafael-correa-inversion.jpg

Ecuador tiene más inversionistas extranjeros.  Durante la sabatina del 20 de agosto, el Presidente Rafael Correa dijo: “…tanto hablaban de inversión extranjera, este año nos está llegando más inversión extranjera que en los últimos 10 años, somos de los países que más incrementa inversión extranjera en la región”. Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), su declaración es verdadera: en 2005 Ecuador recibía 465 millones de dólares en inversión extranjera y para 2015 recibió 1.065 millones.  

Este dato fue difundido por los organismos de comunicación del Gobierno, como la SECOM, de manera bastante más exagerada.

Twitter Secom

Pero Correa insistió con su afirmación: una semana después, también en la sabatina, dijo: “Somos el país que más aumenta inversión extranjera en la región…nos está viniendo de Turquía, Emiratos Árabes, de Canadá, de sitios que nunca habían venido y pronto de Irán”. El Presidente pinta una realidad exagerada para el flujo de inversión extranjera que Ecuador recibe. Más aún si tenemos en cuenta que Irán es uno de los regímenes más tiránicos y opresores del mundo y el flujo de inversión viene por acuerdos políticos (de hecho vienen de la mano del Ministro del reprobado régimen islamista), no por intereses estrictamente comerciales. Y durante esa sabatina, la propaganda gubernamental —esta vez desde la cuenta de Producción Ecuador— exageró de nuevo esas afirmaciones convirtiéndolas en una mentira: “Somos el país que más atrae inversión extranjera”. 

Twitter Producción

PUBLICIDAD

Si nos ceñimos a las declaraciones de Correa, y no a lo que su propaganda dice que él dice, su declaración sigue siendo algo exagerada.

Correa dice que al Ecuador está llegando “más inversión extranjera directa que en los últimos diez años”. Si tomamos los datos de Cepal —que realiza cada año el informe más completo de inversión extranjera para toda América Latina— esto sí es cierto:

Cuadro de la Cepal

La tabla muestra que efectivamente ahora llega más Inversión extranjera Directa al Ecuador. Pero el Ecuador era uno de los países que menos Inversión Extranjera Directa recibía de toda América del Sur (en los años 2010 y 2012 fue el que menos,  en los años 2011 y 2013 el segundo que menos sólo superando a Paraguay). Cuando una cifra es muy baja es fácil que en proporción aumente mucho. Así si un país tiene 10 y otro 100, un aumento absoluto de 5 en el primero es un crecimiento del 50% proporcional, mientras que en el segundo es apenas del 5%. En Ecuador del 2015 al 2014 se aumentó un 37%, pero desde cifras muy escasas.

El “acervo” de la inversión Extranjera Directa (esto es, el saldo neto acumulado de la inversión extranjera) en el siglo XXI muestra que el Ecuador es uno de los países de América Latina que menos Inversión Extranjera Directa ha recibido como proporción a su PIB, un dato importante que permite comparar relativamente por tamaño las economías.

Cuadro de la Cepal

Lo que es todavía más grave y más significativo es que el Ecuador es el país en el que más ha caído el acervo de inversión extranjera en relación al tamaño de su economía en esta década. Del 24% en 2005 al 15% en 2015. Esto es grave pues la inversión extranjera es la que permite crear empresas en el país y la que aumenta el empleo, la producción, la competitividad y el know how internacional. Sin inversión extranjera es difícil crecer en el largo plazo.

Por tanto, podemos decir que la afirmación de Rafael Correa es parcialmente verdadera. Es cierto que es el año con más inversión extranjera de la década, pero también es cierto que la inversión extranjera en Ecuador es paupérrima.

Bajada

Verificación de una declaración dada por el presidente Rafael Correa. 

Fotos Body

twitter-secom.png

Fotos Body

twitter-produccion.png

Fotos Body
PUBLICIDAD

cuadro-cepal1.png

Fotos Body

cuadro-cepal.png

fuente

Fotografía de Cancillería del Ecuador bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0