captura_de_pantalla_2016-07-26_a_las_4.59.13_pm.png

Solo 9 minutos de los 38 que habló el Alcalde de Guayaquil Jaime Nebot el 25 de julio de 2016, tienen datos verificables. El resto del discurso habló de la necesidad de vivir en libertad y criticó la gestión del gobierno central mencionando el exagerado tamaño del Estado y el alza de los impuestos.

De los datos que dio en los nueve minutos, 6 fueron promesas que, según el Alcalde, cumplirá en los próximos años, y 7 obras completadas. Sin embargo, no se puede verificar si es que estas obras terminadas realmente se completaron o benefician a tantas personas como el Alcalde dice porque su discurso no tiene datos precisos.

En la mayoría de sus declaraciones Nebot no especificó números exactos sino que, como en el discurso del 2015, dijo “decenas de decenas” al referirse a la pavimentación de diferentes zonas de la ciudad, o no dio fechas de entrega de proyectos como la planta de tratamiento de aguas. Tampoco mencionó en qué sector de la ciudad están los guayaquileños que se beneficiarán con el nuevo sistema de alcantarillado que dijo que ya se inauguró. Y al finalizar sus 9 minutos de datos, hizo una declaración donde mezcló varios temas y, de nuevo, no dio cifras precisas:

PUBLICIDAD

“Esas son algunas (pavimentación, alcantarillado, entrega de títulos de terrenos) 423 obras que en este mes de julio se licitan, se contratan, se inician, se inspeccionan o se entregan a la ciudad de Guayaquil y que incluyen desde 26.000 tablets de la más reciente tecnología para entregarlas igual número de bachilleres de forma gratuita hasta la adquisición de la competencia del dragado de todo el canal de acceso a todos los puertos de Guayaquil para que se garantice cómo tiene que ser la complementariedad, la competitividad, y la competencia entre ese gran puerto de aguas profundas que hoy se va a hacer en Posorja, Guayaquil con dinero de la empresa privada con el resto de puertos de la ciudad de Guayaquil”.

En esta parte de su intervención habló de obras en educación, saneamiento y comercio pero como promesas y no obras entregadas. Su discurso repitió algunos de los temas que mencionó en su intervención del año pasado como la entrega de tablets a los bachilleres, las decenas de calles pavimentadas y la planta de tratamiento de aguas negras. Estas declaraciones ni siquiera pudieron ser comprobadas después de un año, cuando se realizó la verificación, porque los datos siguen sin publicarse en la web de la Alcaldía.

Los datos que podían ser chequeables tampoco se pudieron verificar porque no existe información disponible en la página web del Municipio, lo que confirma que Guayaquil está muy lejos de ser una ciudad inteligente como Nebot lo prometió en su discurso del año pasado.

Las declaraciones que no se pudieron verificar por falta de información pública fueron:

“La entrega de títulos y el inicio de la regulación, en lo poco que falta hemos entregado 200.000 títulos, terrenos y propiedad para 800.000 compatriotas que no los tenían. Me refiero al sector municipal de Monte Sinaí, Nueva Guayaquil, Janeth Toral, Voluntad de Dios. “

No existe información en los medios, ni en las páginas web de las instituciones públicas —como la alcaldía, registro de propiedad— de Guayaquil. La única información disponible dice que la entrega de títulos forma parte del programa de  “Titularizar la posesión de los solares a través de la legalización de terrenos habitacionales y no habitacionales” que consta en Los Planes y Programas de la institución en ejecución del Municipio de Guayaquil. Pero lo que no es público ni está disponible es cuántos de estos terrenos se han entregado o cómo avanza este programa. Dentro de este documento donde se supone que debería haber un enlace a un reporte que especifique el estado actual del proyecto dice: “No aplica: La Municipalidad no maneja el sistema de Gobierno por Resultados – GPR por proyectos o programas”.

“Hace pocos días inauguramos la gran planta de tratamiento y de bombeo y las redes de alcantarillado sanitario para 140.0000 personas desde la Perimetral hacia el oeste”.

Aquí el Alcalde no especifica los barrios beneficiarios de esta planta de tratamiento y solo dice que ayudará a las personas que están en la Perimetral hacia el oeste.

“En pocos días más estaremos iniciando el concurso para sincronizar todos los semáforos de Guayaquil”.

Esta es una promesa que se limita a decir que en pocos días se hará sin dar un tiempo específico ni un tiempo de entrega de la sincronización de semáforos de Guayaquil. Además, al ser una promesa a futuro es imposible comprobar si es que esto es verdadero. Pero esto no nos permite comprobar la veracidad del Alcalde ni cómo avanza su gestión.

“También centenas de kilómetros de calles pavimentadas para beneficiar a cientos de miles de ciudadanos a los que les faltaba ese servicio en muchas cooperativas y precooperativas en la ciudad de Guayaquil”.

Al igual que el año pasado, lo único que dijo el Alcalde fue centenas de kilómetros sin especificar con exactitud ni decir exactamente cuántos ciudadanos se ven beneficiados. Tampoco dice en qué barrios o cooperativas se han realizado estas obras.

“No hay contratistas parados, ni impagos, ni obras detenidas, ni compromisos postergados».

Esta declaración no se puede verificar porque no existen registros en la información pública sobre contratistas impagos u obras detenidas. Además, no existe información en la prensa sobre el tema.

“La más moderna, ecológica, planta de tratamiento de aguas negras para un millón de habitantes de Guayaquil que viven desde los Cerros Santana y el Carmen, en las parroquias centrales —Letamendi, Febres Cordero, Jimena que incluyen los Guasmos y Trinitaria. En los próximos años vamos a adjudicar y suscribir ese contrato”.

“Un poco antes vamos a adjudicar y suscribir el contrato que nos permite reemplazar el obsoleto alcantarillado que existe hace muchos años pero que no está bien en la parroquia Febres Cordero.  265.000 ciudadanos beneficiados”

Estas dos declaraciones son promesas para muchos años, sin especificar cuándo exactamente comenzarán las obras o cuándo se adjudicarán. Y, aún así lo diría con exactitud, son promesas que no se podrán verificar en unos años.

“También la interconexión a la red pública de alcantarillado de miles de personas que existiendo la red no podían conectarse por falta de dinero y se los hemos financiado esos servicios que quedan de atender del Guasmo y Trinitaria”.

Esta declaración es imprecisa porque al decir miles de personas no sabemos con exactitud cuántas eran las que no podían beneficiarse ni tampoco especifica cuántas eran las que carecían de estos servicios en Guasmo y Trinitaria

Las declaraciones que sí logramos verificar fueron tres:

      1. “Esa misma cantidad [750 millones de dólares] gasta el Gobierno Central en un mes de salario»

Verificación falsa del discurso de Nebot 2016

   2. “Un viaje que hoy se hace en aproximadamente una hora se hará en 20 minutos”.

Verificación falsa del discurso de Nebot 2016

   3. «Todo lo que se construye en esta ciudad se hace con 750 millones de dólares al año”. 

Verificación falsa del discurso de Nebot 2016

Bajada

El discurso del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, estuvo lleno de imprecisiones

 
Fotos Body

captura_de_pantalla_2016-07-26_a_las_4.53.44_pm.png

fuente

Captura de imagen del canal de Youtube de la Alcaldía de Guayaquil