enner1d.jpg

Desde que llegó a la premier league, los números de Enner Valencia han bajado. En cerca de treinta partidos con el West Ham United, el delantero ecuatoriano ha marcado apenas cuatro goles y ha puesto tres asistencias. Las cifras no se comparan con su desempeño en sus equipos anteriores: Pachuca (México), Emelec o la selección. El goleador de Ecuador en el mundial Brasil 2014 ya no marca tanto, pero aun así, es un jugador que ha madurado en la liga inglesa. Y aunque el West Ham buscaba un goleador cuando lo contrató, el técnico cambió su rol: Desde que su compañero Andy Carroll se recuperó de una lesión, Enner ya no juega como un delantero en punta, sino que se dedica a ganar las pelotas en los costados y llevar el balón a zonas de peligro.

Aunque tiene técnica y volumen de ataque, Enner no siempre es titular y no es el goleador del West Ham. Sus estadísticas no impresionan y los ‘hammers’ han podido ganar encuentros sin él, pero su calidad es la misma. Incluso el Chelsea de José Mourinho se ha fijado en él. Porque hay algo que está claro: las estadísticas en ataque suelen privilegiar a los dos últimos en tocar la pelota antes del gol, y por ahora, el papel de Enner es otro. Y el ecuatoriano tiene algo que lo vuelve importante en su equipo: su personalidad. Es un jugador carismático que siempre está peleando por escaparse con el balón, ganar en velocidad y poner el pase preciso o –mejor– marcar. Y esa persistencia, esa convicción, lo convierten en alguien que empuja consigo a los demás. El entrenador del West Ham, Sam Allardyce dijo en noviembre de 2014 que las contrataciones de Enner y del senegalés Diafra Sakho habían levantado al equipo. “No creo que realmente saben lo bien que lo han hecho. Simplemente vinieron, querían jugar al fútbol y creo que ni siquiera se dan cuenta del impacto que han tenido. El resto del equipo se ha impulsado con estos dos jugadores”. Es su alegría dentro y fuera del campo la que le da algo extra a un futbolista que no es titular indiscutible, pero que ha logrado ganarse a la hinchada, compañeros y cuerpo técnico.

Carisma es, según el diccionario, la fascinación o encanto que ejerce una persona sobre las demás. Esa es una virtud de Enner ‘Superman’ Valencia. Esta semana, el ecuatoriano fue anunciado como la “personalidad deportiva del año” en los premios AirEuropa LUKAS (Latin UK-Awards, por sus siglas en inglés). El ex Emelec ganó en una categoría donde también estaban el chileno Alexis Sánchez y los españoles Diego Costa y Cesc Fábregas. Este no es el primer reconocimiento que recibe el ecuatoriano desde su llegada a Inglaterra. En enero de 2015 apareció en el puesto 13 del listado de los mejores goleadores del mundo publicado por  Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS).

La dupla de Andy Carroll es un jugador esmeraldeño que no afloja hasta el final y que sonríe en todos los partidos. ‘Superman’ Valencia tiene carisma y ha cautivado a la afición del West Ham, que lo ha elegido cinco veces el jugador del partido. Enner llegó a Inglaterra para ser un jugador trascendente dentro y fuera de la cancha.

PUBLICIDAD

Estadísticas de Enner Valencia en la web de West Ham (whufc.com)

Bajada

¿Ha madurado un jugador que baja sus estadísticas?

Fotos Body

enner-stats.jpg