mauricio_rodas.jpg

Respuesta de Mauricio Rodas a la carta abierta de Paco Salazar

Estimado Paco, lectores de GkillCity y amigos quiteños,

Celebro la iniciativa de GkillCity de otorgar un espacio de diálogo abierto y plural para debatir nuestras propuestas para la Alcaldía de Quito y que ello permita a la ciudadanía estar mejor informada para tomar una decisión este 23 de febrero. También participé de este diálogo en las elecciones presidenciales de 2013, respondiendo las inquietudes de GkillCity a través de una extensa entrevista, y esta semana atenderé gustoso otra entrevista con uno de sus representantes.

He leído con detenimiento la carta de Paco y quisiera realizar algunas precisiones sobre sus comentarios y responder a las interrogantes planteadas.

PUBLICIDAD

Antes que nada, quiero señalar que los 31 slides que utilizó para calcular los porcentajes y números de las propuestas que ahí constan, corresponden apenas a un resumen de nuestro Plan de Trabajo. El mismo, de forma completa, fue presentado al inscribir nuestra candidatura ante la Delegación Provincial de Pichincha del Consejo Nacional Electoral el 16 de noviembre de 2013, y también consta en nuestra página web www.mauriciorodas.ec. Estoy seguro que luego de revisar nuestro Plan de Trabajo completo, Paco encontrará respuestas a muchas de las dudas e inquietudes que constan en su carta.

Adicionalmente, estamos seguros de que coincidirán con nosotros en que cada propuesta y cada proyecto tienen su propio impacto sobre nuestra querida Ciudad, su propio costo, su propio tiempo de ejecución, su propio segmento de población beneficiaria, su propio número de beneficiarios, etc. En consecuencia, para nosotros resulta clarísimo que no se pueden sumar proyectos de distinta índole como si todos fueran iguales, y pretender obtener de dicha suma alguna estadística que haga sentido. Por ello, en nuestra contestación no me referiré a los porcentajes que Paco expone, más allá de que evidentemente nuestras propuestas tienen un enfoque integral para la Ciudad.

Las propuestas presentadas para nuestra Ciudad han sido el resultado de un trabajo serio y responsable que ha juntado nuestras ideas con los aportes de muchos quiteñas y quiteños que han decidido compartir y trabajar por nuestro sueño de un Quito mejor, una Ciudad Inteligente para la gente, una Ciudad de Oportunidades y una Ciudad Solidaria, en la que todos podamos crecer y progresar, con una visión moderna y de futuro que resalte nuestro orgullo de Quiteñidad.

En nuestro Plan de Trabajo proponemos soluciones concretas para mejorar la calidad de vida de los quiteños, y si bien en algunos aspectos pueden existir similitudes con los planes de trabajo de otros candidatos en Quito, así como con programas aplicados en otras ciudades del mundo, gran parte de la diferencia radica en la capacidad de ejecución y efectividad de la gestión que planteamos. Debo reconocer que algunas de nuestras propuestas han iniciado su desarrollo o se están realizando parcialmente, aunque no necesariamente en la misma forma en que nosotros las ejecutaremos y concluiremos. Ustedes comprenderán que sería absolutamente irresponsable para con nuestra Ciudad desperdiciar el dinero y tiempo invertidos en aquellos proyectos que merecen ser continuados para beneficio de todos; o, peor aún, decir que todo lo que se ha hecho en el pasado está mal.  No, esas -me permito recordarhan sido las prácticas de los políticos del pasado, que evidentemente nosotros no vamos a repetir. Por cierto, Paco menciona como ejemplos de continuidad en nuestra propuesta la rehabilitación del Centro Histórico y la construcción del Metro. La primera viene haciéndose desde anteriores administraciones municipales y sin duda hay que continuar, mientras que la segunda ha sido utilizado por el otro candidato como oferta de campaña en campaña, sin que hasta la fecha se haya ni siquiera contratado la construcción de la obra principal, es decir el Túnel del Metro, lo que nosotros vamos a construir y concluir.

Hablando de continuidad, entre otros proyectos, en nuestra Alcaldía concluiremos la construcción del Programa Integral de Uso del Cumandá (hoy denominado Qmandá Parque Urbano), cuya consultoría fue elaborada por Paco para la actual administración municipal, eso , incluyendo ciertos aspectos que fueron parte de su proyecto pero que no están siendo contemplados actualmente, pues se trata de un proyecto beneficioso para la Ciudad.

Por otro lado, muchas de nuestras propuestas marcan una clara y evidente diferencia con el modelo que existe actualmente en Quito, lo que reviste de rasgos únicos a la visión de Ciudad que estamos impulsando, una Ciudad Inteligente para la gente, de Oportunidades y Solidaria. Una Ciudad que responde a sus ciudadanos y a la vez los incluye en la construcción de las soluciones, en el fortalecimiento de sus instituciones.

Nosotros también vivimos en un Quito donde la expansión desordenada ha ocasionado el colapso del transporte público, caos vehicular, inequidad social, inseguridad, contaminación ambiental, entre otros, todo lo cual no sólo causa insatisfacción sino la pérdida de interacción entre ciudadanos, del respeto y de la solidaridad. Nuestra visión de Ciudad busca recuperar a la interacción barrial como el factor de construcción de ciudadanía y de crecimiento sostenible de la Ciudad, por ejemplo, rescatando las mingas en todas las escalas de intervención. Creemos que otorgando la debida atención a la esfera pública se construyen valores ciudadanos, se promueve la seguridad y la cooperación entre los residentes de un barrio.

Creemos en una Ciudad compacta, conectada, caminable, cómoda, donde la gente pueda ser feliz, donde se encuentre, emprenda, cree y construya, con un Municipio que acerque la gestión al ciudadano, que genere espacios para que juntos decidamos las soluciones a los problemas cotidianos e institucionales. En movilidad, buscamos crear un sistema integrado, eficiente y multimodal, dando prioridad al peatón e impulsando medios alternativos de transporte, sin relegar deliberadamente otros medios. La Ciudad caminable con tejido peatonal conectado es más fácil de navegar y requiere menor uso del auto. Además, ese tejido permite la construcción de redes urbanas sólidas.

Vamos a crear centralidades para generar polos de desarrollo a lo largo y ancho de la Ciudad, a fin de brindar una mejor calidad vida a los quiteños. Calidad de vida que se ha visto afectada por las interminables horas que todos debemos gastar movilizándonos de un lugar a otro para acceder a servicios, parques, escuelas, trabajo, cultura y vivienda. Además, el diseño urbano actuará como factor de política pública de seguridad ciudadana al fomentar la construcción de espacios públicos seguros y redes ciudadanas de apoyo. Será también un factor que incidirá en la salud pública promoviendo una Ciudad más saludable y menos contaminada, una Ciudad amigable con el medio ambiente, con acciones concretas que permitan a Quito acelerar su trayectoria hacia el desarrollo sustentable.

En relación con nuestra propuesta de reducción de impuestos para beneficiar a las clases populares y media, hemos demostrado con claridad que la misma generará una mínima afectación al presupuesto municipal (menos del 1%) pero constituirá un gran alivio para sus beneficiarios; es decir, son aproximadamente 10 millones de dólares, que es lo que hoy gasta el Municipio de Quito en comunicación y publicidad. Más aún, si consideramos que esta administración municipal en promedio ha dejado de ejecutar más del 12% del presupuesto codificado, es decir de cada 100 dólares que pudo utilizar anualmente para beneficio de nuestra Ciudad, en cada año sólo utilizó 88 dólares, resulta inexplicable que siga estrangulando a los quiteños con altos impuestos. Además de apoyar la economía de los sectores de menores ingresos, esta reducción de impuestos permitirá, junto con otras medidas, incrementar la competitividad, misma que en Quito se ha deteriorado en los últimos años en comparación con otras ciudades del país y de la región, tal como lo señalan los índices internacionales.  Por ejemplo, en los rangos de clase popular y media en los que concederemos descuentos, Quito paga actualmente hasta seis veces más por el valor de la Patente Municipal que ciudades como Guayaquil y Cuenca.

La simplificación de trámites y permisos municipales, el establecimiento de reglas claras y estables de juego, la aplicación de estímulos al emprendimiento y esquemas de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, el impulso a las alianzas público-privadas y la promoción efectiva de sectores económicos estratégicos, contribuirán a elevar la posición competitiva de la Ciudad. Quito será una Ciudad con inversión pública y privada, de emprendimiento, productiva, que genera empleo y riqueza para los quiteños, lo que a su vez tendrá un impacto positivo en la recaudación municipal. Ello, ligado a la reducción de varios rubros de gasto innecesario que existen actualmente, permitirá compensar con creces la mínima afectación presupuestaria que producirá nuestro descuento tributario. ¿A qué responde que el Municipio de Quito registre un gasto corriente tan alto cuando otras ciudades del país destinan únicamente 15 dólares de cada 100? En el momento que dejemos de ser un Municipio controlador y acosador, y empecemos a ser un Municipio facilitador y generador de oportunidades a través de una gestión participativa, mejoraremos la eficiencia en la administración de los recursos, de tal forma que podamos destinar un mayor porcentaje a inversión.

El motor del cambio de la Ciudad no son únicamente los grandes proyectos, sino el proceso de creación de ciudadanía, de comunidad, de ecosistema, que se da cuando se interviene en todas las escalas. Es por esto que consideramos que la participación ciudadana es uno de los ejes transversales de una gestión municipal exitosa. Bajo nuestra visión de Ciudad, los ciudadanos tienen el mismo peso que la autoridad, decidiendo en comunidad lo que es mejor para su barrio, para la Ciudad y para la convivencia sana, respetuosa y solidaria, porque quienes vivimos los problemas somos los más aptos para contribuir a resolverlos. Para nosotros el Municipio no debe ser un ente que controla todos los aspectos de la vida de los quiteños, sino un facilitador, un promotor de sus iniciativas, un servidor.

En línea con nuestra posición ideológica centro-progresista, así como de acuerdo al Modelo de Gobierno Responsable cuyos criterios forman nuestra visión de política pública, creemos que la acción municipal debe ser protagónica en el desarrollo social, teniendo como contraparte a la ciudadanía y como objetivo la igualdad de oportunidades para todos, el combate a la pobreza y a la desigualdad. Los gobiernos locales, por representar las instancias de poder más próximas al ciudadano y con mayor entendimiento de su realidad cotidiana, juegan un rol decisivo en la búsqueda de estos resultados.

Creemos firmemente que el Municipio debe construir una Ciudad solidaria e incluyente, en la que nadie se quede atrás, atendiendo e incorporando en las definición de políticas a los grupos vulnerables: mujeres, niños, personas de la tercera edad, personas con discapacidad, personas en situación de calle, entre otros. Para ello, estamos planteando varias acciones que permitirán a estos grupos ser parte activa del proceso mediante el cual aspiramos brindar a todos los quiteños la posibilidad de llevar vidas largas, saludables, felices, productivas y plenas. El mejorar los accesos a servicios de salud, educación, vivienda e infraestructura básica de calidad para todos los ciudadanos, representa para nosotros una prioridad.

Consideramos que el arte y la cultura son extraordinarias formas de expresión y de comunicación de ideas o puntos de vista. Para nosotros, las diversas manifestaciones artísticas son un canal de expresión de la creatividad, la independencia y la libertad y su promoción no debe estar supeditada a su alineamiento con las ideologías del gobierno de turno. Creemos que promoviendo la interacción barrial, en todas sus formas, incluida el arte y la cultura, iniciaremos la ruta hacia entender a estas expresiones como parte integral de cómo vemos a nuestra Ciudad, nos identificamos con ella y nos proyectamos al mundo. No sólo se deben promover las grandes manifestaciones artísticas, los grandes eventos, las exposiciones en los grandes bulevares, sino también y de manera importante las expresiones del arte y la cultura en los parques y plazas de barrio, en los pequeños espacios, impulsar el talento y la capacidad creativa de los quiteños de tal forma que todos podamos admirarlos. Y, por supuesto, debemos apoyar de mejor forma a los promotores culturales, eliminando los obstáculos y reduciendo la tramitología que hoy enfrentan y que con frecuencia desalienta valiosas iniciativas.

Respecto al liderazgo que queremos recuperar para Quito, considero que ser una Ciudad que se ubica a la vanguardia en la solución de los problemas que aquejan a ésta y muchas otras ciudades del planeta, no es bajo ninguna lógica un concepto separatista o de promoción de intereses particulares. Concebimos el liderazgo como la responsabilidad de continuar aquellas obras y políticas exitosas pero que también con firmeza asume el reto de corregir los errores y de exigir lo mejor para Quito. El ser una Ciudad que lidera con éxito los cambios que se requieren permite ser un ejemplo de gestión que brinda herramientas para su emulación y una oportunidad para interactuar con otras ciudades en la creación de mejores prácticas y así convertir a Quito en un referente de conocimiento e innovación.

Me complace particularmente de que tanto la presente carta, como la de Paco, demuestran que es posible exponer criterios diversos de forma respetuosa, sin recurrir a insultos o descalificaciones. Nuestra alcaldía se caracterizará por el respeto de la autoridad municipal a la diversidad de opiniones ciudadanas, la apertura a incorporar sus propuestas para beneficio de la comunidad y la promoción de las expresiones pluralistas, en lo que también marcaremos una diferencia con el modelo actual de gestión de la Ciudad.

En el mismo sentido, aspiramos que el candidato Barrera acepte las reiteradas invitaciones que tanto nosotros, como diversas instituciones, hemos venido formulando para que se produzca un debate, un contraste respetuoso y constructivo de ideas que contribuya a que la ciudadanía ejerza un voto informado, lo que sin duda servirá también para fortalecer la democracia.

Paco, lectores de GkillCity, amigas y amigos quiteños, para nosotros ha sido un gusto este diálogo mantenido y les invito a que revisen todo nuestro Plan de Trabajo. Nuestra propuesta de Ciudad Inteligente para la gente, de Oportunidades y Solidaria, es un todo que está interconectado, que no superpone una lógica a la otra, sino que las entiende como los ejes necesarios para un futuro próspero. Estamos convencidos que no debemos conformarnos con lo que tenemos hoy en Quito, porque Sí Podemos Vivir Mejor.

 

Atentamente,

Mauricio Rodas