tomado_de_isislaunch.jpg

Entrevista con Adolfo Chaves, ingeniero aeroespacial

Adolfo Chaves es un ingeniero aeroespacial costarricense que está haciendo un doctorado en ingeniería en sistemas espaciales en la Delft University of Technology, en los Países Bajos. El veintiuno de noviembre pasado, en el mismo cohete que despegó de Rusia con el nanosatélite que Chaves y el equipo de su Universidad construyeron, se fue al espacio el segundo satélite ecuatoriano, Krysaor. Un día después, conversé con el científico tico sobre el programa espacial ecuatoriano, las críticas a los satélites  y, en general, sobre ese lugar que tanto nos ha maravillado: el espacio.

¿Ha estado al tanto del proyecto ecuatoriano de satélites?

Nosotros aquí en la Universidad Tecnológica de Delft también diseñamos satélites, de hecho el satélite de la Universidad fue lanzado ayer en el mismo lanzamiento que el Krysaor y obviamente los que estamos dentro de la comunidad de cubesats estamos conscientes de lo que están desarrollando las diferentes instituciones y por lo tanto, sí, le he dado un seguimiento bastante cercano al proyecto ecuatoriano. Primero, porque uno está metido en esta comunidad y, segundo,  porque soy parte de un proyecto que quiere desarrollar uno en Costa Rica. Entonces, damos seguimiento a los proyectos similares para ver qué está pasando.

PUBLICIDAD

En el Ecuador se dijo que un satélite como Krysaor se podía conseguir en internet por 8.000 dólares, ¿qué tan acertada es esa afirmación?

Eso es completamente desacertado. Primero que todo, el desarrollo de este tipo de satélites conlleva unos costos que tienen mucho que ver con lo que usted quiera desarrollar. Si usted me dice “se puede desarrollar un cubesat por ocho mil dólares” yo le digo “depende”. Si su cubesat es  una piedra de diez por diez por diez y usted la lanza al espacio y le paga a alguien para que la envíe al espacio y usted dice que eso es un satélite, efectivamente, es un satélite porque eso está orbitando la Tierra". Ahora, sí usted me pregunta “¿puedo por ocho mil dólares tener un cubesat con las funciones que tienen estos cubesats?”, yo le diría que no. El estado actual de la tecnología no permitiría lanzar ese tipo de satélites con esas capacidades por ese costo, porque los costos no tienen únicamente que ver con lo que está dentro del satélite con el costos de los tests para poder ser lanzados en un cohete. Yo no sé si ustedes lo conocen, pero , por ejemplo, para ser los rusos o los chinos le aprueben que su satélite se lance en uno de sus cohetes, usted tiene que llevar a cabo una serie de pruebas que garanticen la estabilidad y fiabilidad del satélite, porque es un lanzamiento muy violento; de hecho, la ignición del cohete es en el aire porque es un cohete desarrollado a partir de un misil que salía de un submarino entonces todo este tipo de cosas lleva un costo que es muy elevado y el costo del lanzamiento también es muy alto. En lo que tiene que ver con la parte técnica, el costo en los círculos de satélites, que, claro, siempre tiene que ver con el desarrollo y tomando en consideración el trabajo humano, aquí, en estos países, están por encima del millón, millón y medio de euros. No es un costo oficial, ni nada, sino que es de lo que se habla en la comunidad de satélites sobre cuánto cuesta un desarrollo de ese tipo.

Acá el proyecto de los dos satélites costo cerca de ochocientos mil dólares, ¿es un precio estándar para la industria?

De hecho, lo que hicieron fue regalar el trabajo. Si a usted le cuesta ochocientos mil dólares el proyecto, simplemente lo que usted está haciendo es regalando su trabajo. Eso es probablemente lo que cuesten los materiales para hacer el proyecto. Especialmente en este caso, donde la mayoría de la tecnología fue desarrollado por ellos mismos. El desarrollo de una tecnología tiene un costo asociado muy alto. En muchos de los proyectos satelitales no se desarrolla, sino que se compra. Eso tiene sus ventajas y desventajas, pero claro, siempre una tecnología comprada abarata costos.

 

¿Cuáles son las particularidades de estos satélites? Leí que los satélites que se ofrecen por internet son unas estructuras cilíndricas que emiten una radio señal. Algo así como un blip-blip ¿Por qué son diferentes especiales los satélites ecuatorianos? ¿Por qué es útil la tecnología Cubesat para la humanidad?

Vamos por partes. Número uno, nadie ha lanzado esos cubes de los que usted habla. No hay evidencia de que estos cubes han sido lanzados o sirvan para algo. En primera instancia, los lanzamientos que hacemos aquí en la Universidad, el que hizo Ecuador y el que queremos hacer en Costa Rica nosotros no sólo tenemos que lanzar algo al espacio, sino que ese algo tiene que ser útil. Y un tube que lanza una señal no suena para nada útil. El costo está asociado con el beneficio. En ese sentido ahí radica la diferencia fundamental. El satélite ecuatoriano tiene una función. Por tanto, hay que valorar el costo frente a esa funcionalidad. La funcionalidad de los satélites desarrolladas en el Ecuador son varias y muy interesantes. Sin embargo, ellos han sido un poco secretistas con la obtención de cierta información, hay algunas tecnologías que no sabemos cómo las desarrollaron. Entonces, uno lo evalúa desde el punto de vista de cómo lo desarrollaron. Por ejemplo el desarrollo de los propios sistemas de comunicación, sistemas de celdas solares, el poner una cámara para grabar en vivo en el tamaño de un cubesat es verdaderamente un logro. Es que uno de los problemas más grandes que uno tiene con un cubesat es que al ser tan pequeño y tener unas celdas tan pequeñas, uno tiene muy poca energía para ejecutar acciones. La limitación tecnológica más allá de la miniaturización tiene que ver con la cantidad de energía que hay en el satélite. Usted me dirá “un Smartphone tiene una gran cantidad de funciones” pero al Smartphone hay que estarlo cargando todo el tiempo, en cambio la energía que necesita un cubesat viene de sus celdas solares. Si los smartphones pudieran venir ya con celdas solares, vendrían, no vienen porque no es suficiente la cantidad de energía respecto al tiempo que reciben para hacer todas esas funciones. Para mí, lo de la cámara en vivo es realmente impresionante.

 

La empresa que ofrece estos servicios en línea se llama Interorbital, ¿no sé si tenga alguna referencia de esta compañía?

No. No tengo ninguna. Hay muchos programas de gente que quiere hacer cosas, pero nosotros solo estamos enterados de los programas que han hecho cosas.

Costa Rica tiene un astronauta, el señor Franklin Chang, ¿Costa Rica tiene también una agencia espacial?

PUBLICIDAD

No. Ni civil ni estatal.

¿Cómo así llegó el señor Chang a ser astronauta de NASA?

El doctor Chang estudió su posgrado, si no me equivoco, en Estados Unidos. Después de eso, se convirtió en ciudadano estadounidense y aplicó para el programa de astronautas en los años ochentas, cuando en el programa de astronautas solamente se podía aplicar si uno era ciudadano estadounidense, él voló en calidad de ciudadano estadounidense, no como costarricense. Oficialmente, él entro al programa por ser ciudadano americano. De hecho, hay algo curioso: en la época en que él fue contratado como astronauta, si uno tenía otra nacionalidad, inmediatamente perdía la nacionalidad costarricense. Entonces, él perdió la nacionalidad, pero después el gobierno se vio tan preocupado de perder una figura tan ejemplar que le dio la nacionalidad y cambió la legislación para que la nacionalidad costarricense fuera irrenunciable.

Realmente, la industria aeroespacial latinoamericana es muy pequeña, ¿cuántos cosmonautas o astronautas activos tiene Latinoamérica?

Es una buena pregunta. Son varios, porque en los setentas hubo algunos de los programas soviéticos para lanzar cosmonautas de diferentes países. Hubo un cubano, también ha lanzado un astronauta que es Marco Pontes, él se fue en una misión de NASA en conjunto con la agencia espacial brasileña.

Lo que quisiera saber es, ¿qué tan especial es dentro de la industria que Ronnie Nader sea cosmonauta, que el Ecuador tenga una agencia espacial, que haya hecho vuelos de microgravedad y que haya lanzado dos satélites al espacio?

Es algo que debe ser muy reconocido. De hecho, en las conferencias de la IAC, que es la International Astronautical  Congress, el congreso más grande en astronáutica del mundo, es más, les llaman las olimpiadas de la ingeniería aeroespacial, este año fue en China, estuvimos ahí y siempre hay mucho interés de cuáles son los desarrollos de cada una de las naciones y qué es lo que está pasando. Se manejan las estadísticas de quién está haciendo qué y yo le he dado seguimiento a lo que han hecho con el programa civil en Ecuador. Con el apoyo que tienen, lo que han hecho es impresionante. La verdad es que lo que están haciendo es regalando el trabajo. Logros versus costos están re bien. En la mayoría de los países desarrollados nadie aceptaría trabajar por esos costos.

Estaba leyendo que solo treinta países que tienen satélites en órbita. Pero, y tal vez sea algo obvio, ¿cuál es la diferencia entre un satélite y un nano satélite?

La diferencia es el tamaño. Se le denomina nano satélite a los satélites que están en el rango entre diez y un kilogramo. Todos son satélites. Pero hay algunos que se llaman micro satélites y otros que son nano satélites y hasta se habla de pico satélites. El microsatélite es uno de menos de cien kilogramos, el nano satélite es uno de menos de diez y un pico satélite es uno de menos de un kilogramos. Se están desarrollando tecnologías para poder tener satélites muy pequeños y que puedan tener misiones a veces solos y a veces como constelaciones de satélites.

El lanzamiento del 21 de noviembre pasado fue el mayor lanzamiento de satélites que se ha hecho en el mundo.

Correcto.

¿En qué se diferencia el satélite de su universidad con Krysaor?

En la misión, evidentemente. Estamos usando la misma tecnología, que es la cubesat, que no le contesté por qué era importante y  lo voy a hacer ahora: es importante porque fue un desarrollo que ha permitido a través de la estandarización el acceso de más entidades que están en capacidad de desarrollar tecnología espacial a desarrollarla. Antes de que exista el estándar como cubesat, los costos para lanzar un satélite eran mucho más altos porque al no existir estándar usted tenía que desarrollar la lanzadera con la gente que desarrolló el cohete y eso tiene un costo; tenía que desarrollar la tecnología con la que iba a encapsular el satélite, pero si ya la tecnología está desarrollada, se atiene al estándar y el costo del proyecto espacial es menor y manejable. Ahora basta tener la capacidad porque antes se podía tener la capacidad, pero si no se tenía cien millones de dólares, no había proyecto espacial posible. Los cubesats han demostrado su capacidad y no son vistos como ejercicios académicos sino como sistemas potenciales para la gente de industrias. Prácticamente todas las agencias espaciales han lanzado misiones cubesat con propósitos cientoficos, tecnológicas y de desarrollo industrial.

¿Por qué quiere lanzar un satélite costarricense?

Porque nosotros somos parte de la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio y el objetivo es demostrar la capacidad que existe en el país de desarrollar un satélite. La única forma de hacerlo y demostrárselo a la gente es haciendo el proyecto espacial. Como la gente no cree, hay un círculo vicioso: no hay dinero, no hay capacidad, no hay capacidad, no hay dinero. Y hay pocas formas de romperlo y una de esas es a través de trabajo voluntario.

¿Por qué es importante para un país demostrar la capacidad de lanzar algo al espacio?

Para pasar de ser consumidor, ser un desarrollador que, valga la redundancia, desarrolle sus propias soluciones. Todos los que estamos aquí estamos utilizando tecnología espacial –de hecho, esta conversación entre usted y yo [es vía Skype] estamos utilizando la tecnología espacial para comunicarnos– pero la diferencia entre algunos países y otros es que alguno de ellos las desarrollan y otros simplemente las consumimos. Estamos pagando, como países, la ganancia que se lleva la empresa que desarrolló el producto. También, se desarrollan capacidades para desarrollar sistemas completos que se pueden vender a otros países. Es probable que si el sistema que desarrolló el Ecuador para sus cubesats es muy bueno, se lo puedan vender a otros países. Si no lo están haciendo, alguien más lo va a hacer.

Ya para cerrar la entrevista, ¿cambian los países cuando logran desarrollar esta tecnología? ¿Poder desarrollar esto es dar un salto evolutivo?

Solo si le dan continuidad. Si uno desarrolla un cube, dos cube y luego no hace nada, no hay mucha diferencia, salvo el impacto que pueda tener la misión como tal. Para mí, los cubesats permiten desarrollar las capacidades que pueden hacer que un programa se siga desarrollando. Demostrar que existe la capacidad y tener credibilidad entre los medios nacionales (gobierno, industrias) sino ante las organizaciones internacionales.

¿Se ha ganado Ronnie Nader respeto en la comunidad aeroespacial internacional por el programa de satélites ecuatoriano o decir eso es un poco exagerado?

Pues, sí. O sea, lo que uno ve desde el punto de vista técnico es lo que se desarrolla, ¿verdad?  Las cuestiones políticas no son nuestros temas y no tienen por qué serlo. Ellos desarrollaron un cube y tuvieron sus ciertos logros y esa es la dimensión de los logros que han tenido, no muchos países  han podido desarrollar esto. Y está bien, está muy bien. Ojalá le den continuidad a los proyectos, ese el nivel al que hay que llegar.