feria_agroecologica_en_loja.jpg

El 16 de octubre es, según la FAO, el Día mundial de la alimentación. Según el Movimiento social campesino es el Día de la Soberanía alimentaria. Para celebrarlo, el Colectivo Agroecológico del Ecuador se apresta a hacer una enorme celebración en Guayaquil.

La soberanía alimentaria es uno de los principios más avanzados consagrados en la Constitución de Montecristi destinado a cumplir el ideal del Buen Vivir. Tiene que ver con el respeto a la capacidad del campesino de controlar el proceso de producción de alimentos, con el empoderamiento de la población de que los alimentos que ingerimos sean ser naturales y con el mantenimiento de un contacto directo entre productores y consumidores.

La soberanía alimentaria considera a la agricultura un proceso crítico que debe estar bajo el control de la sociedad civil y no de las multinacionales de la gran industria alimenticia. Los transgénicos son severamente cuestionados porque, aparte de haber muchos estudios que atestiguan que conllevan riesgos para la salud, arrebatan terminantemente de manos de la gente la capacidad de germinar su propia semilla; esto es, de generar su propio alimento.

En este momento la Asamblea Nacional debate una propuesta de ley llamada Agrobiodiversidad, Semillas y Fomento Agroecológico, que de aprobarse estimulará la producción de alimentos orgánicos, y abrirá espacios para que el consumidor citadino que desee alimentarse bien pueda hacerlo. Es decir, que sea posible conseguir alimentos orgánicos, cultivados sin el uso de insumos químicos.

PUBLICIDAD

El tema de la alimentación es de suma importancia para el acontecer político nacional, pues hay mucha evidencia que apunta a que gran parte de las enfermedades que sufre la población derivan de una mala alimentación y del modelo de agricultura con químicos sintéticos. Los canales de distribución comercial (mercados y supermercados) dan mucho espacio a productos industrializados y procesados, de manera que los consumidores ecuatorianos tenemos opciones muy limitadas de acceder a alimentos de calidad.  Sin embargo existen ya más de 200 iniciativas comerciales, como ferias y canastas comunitarias, donde se pueden obtener productos agroecológicos directamente de manos campesinas. 

El llamado Colectivo Agroecológico del Ecuador, una red compuesta por más de 200 organizaciones campesinas que a su vez reúnen a cerca de 15.000 fincas agroecológicas en todo el territorio nacional, ha convocado a una movilización nacional en Guayaquil este 16 de octubre, para demostrar al país que hay muchas personas pendientes de la aprobación de la propuesta de ley. Se espera la llegada de entre 5.000 y 10.000 personas de todo el país.

El desfile arrancará el 16 a las 08:00 de la Plaza del Centenario y marchará hasta la Explanada del Maac. Aquí se dará cita un Festival donde habrá una feria de productos agroecológicos, festival artístico y cultural. Aquí se realizará la Pamba mesa más grande del Ecuador,  esto es, un intercambio y compartir público de los más diversos alimentos y preparaciones de nuestra tierra que provendrán de todas las provincias y regiones del país.

El propósito de la marcha y el festival es sensibilizar a la opinión pública acerca de los riesgos que conlleva la agricultura industrial química, así como los daños a la salud pública y al medio ambiente causados por los agrotóxicos y los transgénicos. Efectivamente, se demostrarán y explicarán las alternativas que propone el movimiento agroecológico para recuperar el valor de la Agricultura Familiar Campesina y la diversidad de productos sanos y auténticos del Ecuador.

Durante el Festival, el Colectivo Agroecológico del Ecuador presentará un Manifiesto que recoge sus aspiraciones y propuestas para enrumbar al Ecuador hacia una Agricultura tecnificada pero con métodos que priorizan no sólo por la productividad sino también por la conservación de los suelos, el bienestar de los campesinos y la salud de los consumidores. Se expondrán los cambios que se requieren en la política agraria y el sistema alimentario del país para avanzar a un modelo al que se ha llamado la Agricultura del futuro.

Hay tecnologías de vanguardia que permiten cultivar la tierra sin necesidad de químicos. El uso y abuso de insumos químicos y métodos de cultivo invasivos como el monocultivo han sido superados ya por tecnologías más sustentables. El Colectivo agroecológico del Ecuador llama a este modelo agrícola sustentable “la agricultura del futuro” porque dentro de pocos años será evidente para la sociedad que el modelo agrícola actual puede ser reemplazado por métodos igualmente eficientes pero con menor impacto negativo en el medio ambiente y la salud pública.

En Ecuador –y en todo el mundo—la política estatal está diseñada por y para la gran industria de la alimentación. Esto se nota en pequeños detalles como que si un agricultor desea cultivar respetando la biodiversidad de la tierra no tiene acceso a créditos de la banca pública, pues el modelo convencional es considerado el único modo de tecnificarse. Los subsidios agrícolas están concentrados en insumos contaminantes y no existen estímulos para una cadena de distribución alternativa a los grandes supermercados y mercados municipales.

La propuesta de ley presenta soluciones para estos condicionantes legales y abre el espacio para un modelo agrícola más sustentable y centrado más en el ser humano que en los intereses económicos.