abel_ochoa.gif

@abelopunk

El conjunto de drogas las constituyen las legales e ilegales, siendo los usuarios de estas últimas estigmatizados por una sociedad hipócrita que fomenta explícitamente el consumo excesivo de alcohol(1) y tabaco(2), con todos las muertes que ocasiona directa e indirectamente en Ecuador, sin una educación previa para aprender a consumir. Hay que reconocer que es imposible un “mundo sin drogas”(3) como fue imposible en Estados Unidos un país sin alcohol en 1920, ya que la violencia generada por el tráfico produjo más muertes que el mismo alcohol (hoy son los mayores consumidores de droga(4)). ¿Sería más saludable acaso regular las drogas como se hace con el alcohol o el tabaco, que prohibirlas (con todo lo que esto acarrea)? ¿Es coherente pretender solucionar un problema global con políticas locales?

La política mundial propuesta -¿o impuesta?- por Nixon(5) de “Tolerancia cero” a las drogas ha sido sólo de combatir sólo la oferta con millonarios gastos militares y carcelarios del Estado, relegando la educación y tratamiento. También ha criminalizado a pacientes que necesitaban ayuda sanitaria y producido un mercado negro donde organizaciones mundiales han sido favorecidas con cada vez más poder para comprar: desde armas hasta militares en fronteras hasta jueces y políticos. Con la invilización supuesta del mercado de las drogas por el Estado no se puede regular la calidad de producto que se consume, así como se lo hace con el alcohol, el tabaco o cualquier otro comportamiento social que debería estar, por lo menos, monitoreado para tomar políticas adecuadas.

https://gkillcity.com/sites/default/files/images/imagenes/79_varias/abel%20ochoa.gif

PUBLICIDAD

Juana Córdova, Coca

“En 2008, más de 5.000 personas murieron en México en episodios de violencia vinculados a la droga y su represión”

Cuauhtémoc Medina

Ya veremos más adelante problemas adicionales a la problemática de las drogas pero el mayor problema de las drogas es la violencia que acarrea su distribución. El narcotráfico es sangriento y están inmersos en él personas, comunidades, empresas, militares, policías, guerrilleros, paramilitares y Estados. Todos están juntos para llenar sus bolsillos y el mundo entero cree hacer lo correcto con esta política vetusta.

Es necesario diferenciar algunos aspectos que resultan relevantes a la hora de tratar la problemática de las drogas porque es un tema amplio que abarca varios aspectos. La sociedad debería discutir con objetividad y no enfrascarse en supuestos establecidos por la Tradición. Del debate producido podrían resultar soluciones que mejorarían las condiciones de vida de una parte de la sociedad que ahora perece por una ceguera voluntaria.

No es lo mismo un portador que un expendedor minorista o un narcotraficante: Es ilógico juzgar de la misma manera a la cabeza de una organización criminal que, además de traficar drogas, trata personas, lava dinero, se lucra de la extorsión y sicariato; que a un vendedor con 10 gramos de marihuana. En las cárceles la gran mayoría de personas son de la clase social marginal, lo que evidencia lo innegable. ¿Por qué un tabacalero sí es un empresario, paga impuestos, la calidad de su producto es regulada a pesar de que asesine, y un productos de otro tipo de drogas no?

No es lo mismo un usuario de marihuana que uno de cocaína. Los niveles de consumo o el daño ocasionado varía por de cada droga: Hoy se utiliza la metadona para el tratamiento de consumidores de heroína, varios sectores hacen resistencia porque creen en la distopía de negarse a cualquier tipo de tratamiento que contenga drogas, en lugar de aceptar la, ya mundialmente conocida, política de “reducción de daños”.

No es lo mismo un usuario de drogas recreativo que un usuario de drogas problemático(6): El facilismo de asociar a todos los relacionados con drogas en un mismo grupo o la estigmatización de un consumidor de drogas específicas nos conducen a un túnel sin salida por una moral establecida. ¿Quién es “alcohólico” por tomarse unos tragos y por qué sí se le dice “marihuanero” al que se fuma un porro en alguna ocasión? El conocimiento abre las puertas de poder manejar la propia libertad individual, un derecho que hay que tomarlo con la mayor responsabilidad.

No es lo mismo un usuario de drogas que un usuario de drogas con VIH: Como una medida para reducir daños en Holanda o Canadá (pioneros), el estado provee inyecciones a los consumidores. Con esta medida se redujo las muertes de SIDA ocasionadas por el compartir jeringuillas entre portadores de VIH y sólo consumidores de drogas inyectables. Aplicando políticas objetivas, que separen problemáticas por su gravedad, se podrían salvar vidas en lugar de estancarse en una moral asesina.

“¿Por qué hay una guerra contra las drogas si sólo el 0.1% de la población del mundo consume drogas psicoactivas duras?”

Juan Gabriel Tokatlian

Hacer otra teoría conspirativa ampliaría demasiado este artículo pero hay que insertar la semilla de la duda. Recordemos que EE.UU. no es el único país consumidor de drogas en el mundo pero sí el que extiende sus bases militares para controlar el narcotráfico –o controlar los países productores- pudiendo realizar políticas internas. Parece ser que la Casa Blanca utiliza un problema de salud pública mundial para extender su poder.

PUBLICIDAD

Entre el 10% y 14% de los usuarios de marihuana son altamente dependientes mientras que el tabaco es la droga que causa más dependencia, superando a todas la drogas ilícitas(7). Estos datos no pretenden elegir una droga favorita sino demostrar cómo se crean percepciones que obstruyen soluciones reales a problemas sociales que abarcan más de lo que pensamos.

Las “mulas” del narcotráfico son personas explotadas, de estratos sociales bajos y grupos marginados(8), sin mayor educación(8). De las 2 221 personas por un indulto concedido recientemente en Ecuador(10), sólo 19 han reincidido. 2 221 familias tienen de vuelta a un integrante de su familia que tiene una nueva oportunidad de guiar a sus hijos y ser reinsertados en la sociedad ecuatoriana. Las cárceles no tienen que albergar a 2 221 personas, lo que aumenta las condiciones de vida de la población carcelaria actual. Éste es un caso real que se expone fuera del país.

Según el Boletín Estadístico 2004-2005 de la Defensoría Pública Penal, en Mayo 2008; entre 1993 y 2007 casi la mitad de los presos en Ecuador estuvieron encarcelados por delitos de drogas(11). Al conocer estos números, evidenciamos que están siendo criminalizadas los intermediarios en lugar de los altos mandos. Las estadísticas muestran que la mayoría de los delitos de drogas provienen de personas pobres o integrantes de grupos minoritarios, y consumidores problemáticos(12), que son reclutados en prisiones en lugar de recibir tratamiento adecuado.

La causa subjetiva, a mi parecer, es aferrarse a una moral religiosa, a una distopía, a un paraíso sin drogas, que lo único que ha causado es acentuar la problemática, no resolver nada. Podemos ver una Guerra Santa o una Santa Inquisición que persigue solamente a los traficantes, reforzando el negocio de las drogas y fomentando demás olas delictivas ya apuntadas anteriormente. Debemos quitarnos esa venda, como lo hizo Saramago, para así poder debatir estos temas libres de dogmas, que tanto daño están causando a la sociedad, y poder realizar nuestras propias propuestas con autonomía, sin imposiciones.

FUENTES

(1) https://ecuanoticia.com/index.php/nacional/1183-ecuador-sin-alcohol-baja-accidentes-de-transito.html

(2) https://www.vistazo.com/webpages/pais/?id=14101

(3) El 5% de la población adulta del mundo, consumieron alguna droga ilícita por lo menos una vez en 2010. Informe Mundial sobres las drogas 2012, Naciones Unidas.

(4) https://www.avn.info.ve/contenido/onu-revela-que-estados-unidos-es-mayor-consumidor-drogas-mundo

(5) A partir de la década de 1970 y 1980 existe una tendencia en la región que ha hecho un mayor uso del derecho penal y de una legislación punitiva para enfrentar el consumo, el tráfico y la producción de drogas ilícitas. América Latina: debate sobre drogas, 2011.

(6) 0,6% de la población adulta mundial. Informe Mundial sobres las drogas 2012, Naciones Unidas.

(7) https://www.sololistas.net/las-15-drogas-mas-adictivas-del-mundo.html

(8) La composición étnica de las cárceles a nivel nacional está conformada por un 75% de mestizos, un 12% de negros, un 9% de blancos, y un 4% de indígenas; a nivel de los 4 centros de rehabilitación estudiados en la encuesta de FLACSO, Sede Ecuador. Cárceles del Ecuador: los efectos de la criminalización por drogas, Flacso Andes, 2007.

(9) Un 42,68% tiene instrucción primaria, un 42,23% secundaria, un 7,99% superior y un 7,10% no tienen ningún nivel de instrucción. Cárceles del Ecuador: los efectos de la criminalización por drogas, Flacso Andes, 2007.

(10) https://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/indulto-en-ecuador-permitio-liberacion-de-2-221-mulas-del-narcotrafico-357722.html

(11) Dirección Nacional de Rehabilitación Social (2007). Distribución Poblacional Penitenciaria por Tendencias Delictivas Período: 1989-2004.

(12) La legislación de drogas de Ecuador y su impacto sobre la población penal en el país. Sandra G. Edwards.

 

Abel Ochoa