zurdos.jpg
flanders-left-power.png

@nomediganrosita

Las personas que me conocen saben que soy sorda cuando me conviene y zurda de nacimiento. Es decir que me hago la estrecha y encima hago todo al revés. A pesar de eso me asombro cuando me preguntan: ¿Qué se siente escribir con esa mano? Tomen un esfero con su mano derecha y mírense en un espejo, al ver su imagen reflejada, ¿sienten algo diferente?… Exacto.

Ser zurdo es algo natural, un día un señor me preguntó que por qué escribía con esa mano y le respondí que lo que pasa es que con la otra sostengo el cuaderno. Lo difícil son algunas situaciones cotidianas en el momento de interactuar en una sociedad diseñada para una mayoría y es que estoy completamente convencida de que la ergonomía debería llamarse ergodiestría.

PUBLICIDAD

Terminé la universidad buscando aquel anhelado pupitre para zurdos que debía existir en todas las aulas y cuando por fin vi uno, un diestro estaba sentado en él sin saber por qué se sentía raro. No sufrí la clásica historia que cuentan las abuelitas (mi abuela era zurda y tuvo que vivirla) de épocas en las que te amarraban la mano izquierda atrás y te obligaban a hacer todo con la derecha.

http://gkillcity.com/sites/default/files/images/imagenes/52_varias/zurdos.jpg

Nací en una época de libertad, pero libertad para pensar en cómo diablos usar las tijeras, los abrelatas, los pelapapas, las herramientas, los cuchillos para poner mantequilla, la mayoría de instrumentos musicales y muchas otras cosas. Libertad para sentirme poco hábil porque en el kinder, sacaba caritas tristes en vez de estrellitas cuando la tarea era cortar. Luego en la primaria y secundaria me aguanté el reclamo de profesores por no ser “pulcra” en mis cuadernos y es que, ¿cómo escribo sin pasar la mano por encima de la tinta fresca? Muy conveniente esto de la escritura de izquierda a derecha.

Para graduarme de arquitecta, aprendí a dibujar los planos desde la esquina inferior derecha hacia arriba y luego el Auto Cad me salvó la vida.

El movimiento natural para los zurdos es el anti horario, ahora piensen hacia cuál lado giran un lápiz para sacarle punta y hagan una cuenta aproximada de a cuántos lápices le han sacado punta en sus vidas y entiendan mi relación amor–odio con el inventor de ese aparatito tan útil.

Somos seres extraños, nos confundimos de click en el mouse, chocamos los codos con la persona de al lado al comer, a veces subimos el volumen de las cosas cuando queremos bajarlo, odiamos los cuadernos con espiral, no podemos igualar el reloj sin sacarlo de nuestra mano porque las perillas siempre están a la derecha y dicen que somos más creativos y vivimos menos.

A lo largo de la historia, ha existido una connotación negativa hacia los zurdos:

Diestro: Que usa la mano derecha habitualmente.
Persona hábil.

Siniestro: Persona con malas intenciones.
Daño o mal que puede ser indemnizado por una Aseguradora.

http://gkillcity.com/sites/default/files/images/imagenes/52_varias/flanders-left-power.png

Algunos datos (tomados muy rápidamente de internet).

» Se dice que los pájaros que vuelan hacia la izquierda representan mal agüero.

» Para los nórdicos, la superstición popular asegura que conocer a un zurdo en cualquier día de la semana, con la excepción del martes, trae muy mala suerte. Martes (o Tuesday) es el único momento donde los siniestros pueden permitirse la destreza de ser más o menos nobles. Tuesday equivale a Tiw’s Day (el día de Tiw) y Tiw es el dios zurdo de los escandinavos.

» Dentro de los mitos religiosos, en el cristianismo, sólo la mano derecha puede bendecir, el Diablo suele ser retratado como zurdo y en la Biblia hay más de 100 referencias favorables a la mano derecha y unas 25 desfavorables a la izquierda. En el Nuevo Testamento, San Mateo diceÑ: “Luego dirá a los de la izquierda: apartaos de mi, malditos, al fuego eterno…”. Por otro lado, quienes se encuentren a la izquierda de Dios el día del Juicio Final no serán escuchados: “Entonces dirá a los de su izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles”.

» En el Islam, todo lo que provenga de la mano izquierda se considera impuro, y según algunas costumbres del Oriente Medio, con ella se sostiene el papel higiénico.

» En un tratado de psiquiatría de 1921, el ser zurdo se lo consideraba como sinónimo de demencia, y en los años 60, se relacionaba con la dislexia.

» Los nativos de Nueva Guinea nunca tocan con su dedo pulgar izquierdo los vasos, por la creencia de que podrían envenenar los brebajes que contiene.

» Las mujeres Maoríes, ondean sus ropas matrimoniales con la mano derecha, ya que la mano izquierda podría profanar sus ropas -la consecuencia de usar la mano izquierda es la muerte.

» Las tribus africanas de las orillas del río Níger, no dejan que sus mujeres preparen la comida con su mano izquierda, por miedo a la magia negra.

» Hace unas pocas décadas en Japón, que una esposa fuera zurda era suficiente motivo para un divorcio.

» En varias culturas, “levantarse con el pie izquierdo” es sinónimo de mala suerte.

No es gran cosa ser zurdo, nuestro cuerpo se adapta bien y rápida e instintivamente buscamos alternativas para hacer las cosas cotidianas, pero también es cierto que no es común escuchar una queja de algún zurdo y por eso la ergonomía sigue siendo diestra, los artículos diseñados para zurdos siguen siendo caros y no existen muchas tiendas donde poder encontrarlos.

Con esto me despido, pues se me hace tarde para ir a adorar a Ned Flanders y su Leftorium, a la vez que sostengo un papel higiénico, esperando no toparme con un japonés buen mozo que me proponga matrimonio. Todo esto mientras espero la llegada del juicio final.

Rose Regalado