Hasta el domingo 21 de octubre de 2018, su paradero era desconocido. La noche anterior, Alvarado comunicó a los funcionarios del Ministerio de Justicia que lo custodiaban que se había quitado el grillete electrónico que utilizaba como medida cautelar dentro de los procesos legales que existen en su contra. En el mensaje de texto, Alvarado decía que estaba fuera del país, rumbo a un destino donde le habían otorgado asilo.

El propio Alvarado le confirmó la salida a María Sol Borja, editora de política de GK, que había salido. Según el parte policial levantado, el grillete electrónico fue encontrado en la avenida Simón Bolívar de Quito.

Aún se desconoce cuál es el país que le habría otorgado asilo al que fuera uno de los hombres más poderosos del gobierno de Rafael Correa.

La noche del sábado 20 de octubre, la Ministra del Interior, María Paula Romo dijo en un tuit:

María Paula Romo

@mariapaularomo

Verificamos información de que Fernando Alvarado se habría removido el grillete electrónico. Mientras se confirma, he dispuesto notificar a controles migratorios; @PoliciaEcuador inicia operativos d búsqueda en carreteras.
Juez de la causa deberá actuar de inmediato.

El domingo 21, en una rueda de prensa, hablaron tres altos funcionarios del gobierno sobre el caso: Andrés Michelena, secretario de Comunicación, Paúl Granda, ministro de Justicia encargado, y María Paula Romo, Ministra del Interior.

PUBLICIDAD

Michelena dijo que Alvarado era “el segundo prófugo de la Justicia” por corrupción —el primero, dijo, era el expresidente Rafael Correa. Según Michelena, habría 11 procesos con indicios de responsabilidad penal contra Alvarado por hechos  como presidente “ de la unidad de medios públicos incautados y como secretario de comunicación del presidente Rafael Correa”. Según Michelena, estos 11 procesos “fueron los que causaron la fuga” del exsecretario de Comunicación. Dijo que la decisión de Alvarado se dio también por la decisión de Pablo Yánez, “ex manos derecha” de Alvarado en la Secretaría de Comunicación, de participar como testigo protegido en las investigaciones contra Alvarado. Además anunció que se pedirá la prohibición de salida del país de todos los Ministros, Viceministros y Secretarios del régimen de Rafael Correa que están bajo investigación. El Secretario de Comunicación dijo que ha pedido la prohibición de enajenar de todos los bienes de los hermanos Vinicio, Fernando y Carlos Alvarados, así como de sus parientes cercanos. Michelena dijo que investigarán quién prestó ayuda a Alvarado para salir del país.

Por su parte, el Ministro del Justicia encargado, Paúl Granda, dijo hay cerca de 31 ex funcionarios de “nivel jerárquico superior” del gobierno anterior implicados en investigaciones por corrupción en la Fiscalía. Granda insistió en que se había iniciado la semana anterior los diálogos para la cooperación eficaz de Yánez y que, ante eso, la función judicial y la Fiscalía debieron haber tomado medidas de aseguramiento para evitar la salida de Alvarado “con celeridad y oportunidad”.

Según Granda, se iniciará una investigación al interior del Ministerio de Justicia para saber qué pasó. También dijo que ha dispuesto la reestructuración social del área de Rehabilitación Social y que les ha pedido la renuncia a la Viceministra y al Subsecretario de esa área.

La Ministra del Interior, María Paula Romo, dijo en la rueda de prensa que la responsabilidad e la Policía “inicia cuando recibimos la alerta de que se habría removido el grillete electrónico el señor Alvarado”. Según Romo, de inmediato se sumaron a la búsqueda del dispositivo. Romo dijo que dispuso reforzar los controles migratorios en todas las fronteras “porque ya el señor Alvarado tenía prohibición de salida del país”.

Cerca de la medianoche, el Grupo de Operaciones Especiales y la Policía Judicial encontraron el dispositivo averiado. “Se encuentra como parte de la cadena de custodia porque el haber burlado esta medida cautelar se suma a la serie de delitos e investigaciones que tiene en su contra el señor Fernando Alvarado Espinel”. También dijo que se investigará quiénes habrían participado y colaborado “para la fuga de Alvarado”, lo que es también un delito. Según Romo, hay indicios de los lugares en que podría haberse manipulado el dispositivo que dan pistas para “la investigación de la fuga”. La MInistra dijo que la “búsqueda del prófugo de la justicia Fernando Alvarado Espinel es una de nuestras prioridades”. Apenas esté la orden de prisión preventiva, dijo, estaría incluido entre la lista de los más buscados del país. “Estoy en capacidad de informarles que tenemos la difusión azul de interpol y en este momento existe la solicitud para la localización y búsquedas de Fernando Alvarado Espinel en 192     países”.